4 comentarios en “oLeG Radvan. la beLLeza de Lo absurdo.

  1. Cuando saco mis ojos a pasear por la red, ellos vuelan cual cometa con el viento suave de las indicaciones ajenas y los más agrestes de la propia iniciativa. A veces una mezcla de los dos.
    Suelo merodear a mi antojo por sitios conocidos como este de Klimbalant y retomando pistas me interno en praderas desconocidas y selvas exuberantes atado a esa cometa ya nombrada, que a ratos se torna globo y asciende muchos metros, hacia la noche.
    En momentos de reposo me pregunto qué es lo que espero encontrar con estas búsquedas, con estas miradas sigilosas a los ajenos universos de artistas lejanos: ¿belleza? ¿placer visual? ¿placer intelectual?… siempre he sentido una oscura emoción al entrar a los recintos do el arte habita. Pero desde que el arte se ha hecho más asequible por los medios electrónicos la emoción ha cambiado y a veces mis sentidos se ven superados por la catarata casi infinita de posibilidades que la red brinda. He tenido que hacerme selectivo, seguir ciertos caminos, afianzarme en algunas estaciones y explorar solo de vez en cuando, para no caer en la histeria visual o la repugnante sensación de empalago causada por el exceso. Son cosas de este tiempo de clicks y cds, de webs y portales.
    Hoy me encontrado con este artista, posiblemente ruso o lituano, que ha traído Klim a la sala de su casa. Un artista que reivindica el derecho a mirar con ojos de agregado cultural de un país tropical en funciones en un país de Europa Oriental. La sensación ha sido interesante, y eso que no he fumado nada ni ingerido enteógenos. El tipo presenta unas pinturas de muy buena factura técnica con una temática-testimonio bastante alucinante. Personas blancas, huesudas, de ojos claros, posando en recintos oxidados , rodeadas de tubos gruesos que lo mismo pueden conducir agua que gas para los hornos crematorios. Personas cubiertas con unas interesantes mantas a cuadros o lineas que me recuerdan propagandas o uniformes deportivos. Igual la atmósfera es sui generis. No pasa mucho en el cuadro pero uno piensa en que están pensando esas personas que , de seguro, hablan idiomas guturales donde se juntan consonantes y se evaden las vocales. Ninguna baila cumbia ni creo que sepan de ese baile. Tal vez añoran viejos maestros y leen el horóscopo mientras van al baño que no quiero imaginarme.
    Este artista, este Oleg tan buen pintor, me ha causado conmoción en las neuronas con su manifiesta predilección por la verdad. Si yo fuera poeta tal vez le haría una oda, pero como no lo soy no sabría ni por donde empezar.
    De cualquier manera debo admitir que este hombre sabe tocar la música que despierta y es ajeno a los soporíferos decoradores de vitrinas que fluyen por las comerciales vias del arte fácil. Simplemente diré que viva Oleg! daré tres vueltas en su homenaje en mi silla giratoria y guardaré su recuerdo en algún archivo del disco duro de mi computadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s