Estafas y decepciones personales.

Decepción es un sustantivo femenino que frecuenta demasiadas veces nuestras vidas. No hace mucho que sufrí una de grandes dimensiones, más bien diría que la he vivido durante muchos años y se ha solidificado en mí.

Esta vez se trata de un sustantivo masculino llamado feminismo. Y no me refiero a ese feminismo que yo he aprendido, basado sobre todo en la razón y en el sentido común, un movimiento que sólo desea coexistir con los hombres en equidad de condiciones y circunstancias, entendiendo y valorando las diferencias enriquecedoras y necesarias para ambos géneros. Me refiero a un feminismo enfermizo, de mujeres concretas, basado en los pilares del odio hacia el género masculino. Una aversión nacida de experiencias personales, que nunca ha sido aceptada y por la tanto nunca reparada.

Lo he tenido cerca y me ha dolido a mí. Mujeres que me eran próximas y en las que creí, enarbolaban banderas que ahora veo sin color, gritaban palabras que ahora entiendo huecas y en esos gritos también descubro rabia contenida. La misma que yo siento ahora por creerlas.

Entre algunas expresiones dirigidas sin sentido hacia mí, hay una frase que se apodera de mis recuerdos, una frase expresada por una de estas autodenominadas feministas de pancarta, “a mi hermano ni me le toques”. Esta absurda imposición o amenaza, además de ser pronunciada fuera de contexto y exenta de motivos, contiene en sí misma grandes dosis de violencia e incoherencia, naciendo provocada por una simple y dañina sobreprotección hacia uno de los pocos hombres aceptables para ella, por el hecho de haber nacido de la misma madre. Palabras que más tarde se transforman en hechos destructivos e irreversibles.

Entonces, ¡¡¡yo me cago en ese feminismo estafador e insano!!! que no habla de solidaridad hacia mí, que no me ofrece ninguna palabra emotiva, que no trabaja conmigo sino contra mí, que camina a ciegas con los ojos de una rebeldía mal entendida. Solo palabras hacia una audiencia lejana. Me faltan los hechos, los cercanos, los que demuestran que eres coherente con tus palabras.

Decepción, decepción, decepción; personas que defienden radicalismos en la mentira, su mentira. Una actitud insensata y subjetiva que solo trae consigo devastación.

Si no me equivoco, después de tantos años acompañándome a mí misma, soy mujer, soy trabajadora, soy madre, a veces pienso, y contengo algunas dosis de eso que llaman sensibilidad. Y es por todo esto que me etiqueto como feminista sin pretensiones surrealistas. Y adoro a los hombres por como quieren, por como ríen, por como expresan, por como miran, por como abrazan, por su transparencia y algún que otro etcétera. Y es por eso por lo que mi balanza con el paso del tiempo y la suma de mis experiencias se inclina por su propio peso hacia ellos.

Me acompañan las pinturas de Gary Durrell

14 comentarios en “Estafas y decepciones personales.

  1. Las cosas en su sitio. ¡Cuántos tópicos habría que desmontar! Si yo tuviera una escoba……

  2. Unas bonitas pinturas para adornar un texto cargado de razón. Yo también me cago en ese feminismo, amiga. Porque no es más que una mentira y una sinrazón que como bien dices no demuestra más que odio hacia el otro sexo. Nunca me gustó. Ni siquiera el apelativo de feminista. Yo no me considero feminista pese a que comparto tus ideas. Yo solo quiero ser persona, independientemente del sexo. Y que me traten como tal. Un sexo que a veces nos separa por motivos de la propia naturaleza, pero que también nos une enormemente y que a mi particularmente me hace disfrutar en muchos casos por el simple hecho de ser diferentes.

    Ni te preocupes lo más mínimo. La decepción nos enseña, requiere de un tiempo de reflexión para asimilarla y a otra cosa mariposa. Que en este mundo hay, feministas, machistas, hombres y mujeres que no merecen ni una pizca de nuestro tiempo. Parece que llevamos vidas paralelas, chiquilla.

    Un beso y un abrazo muy fuerte.

  3. Chapeau preciosa! Me encanta cuando una mujer es mujer y saca lo mejor de si. Es un tema complicado, pero el feminismo no deja de ser lo mismo que el machismo. El resultado final es que hay personas mejores y peores, estás últimas abundan más. Por suerte quedan aún de las otras. Mil besos y no dejes nunca que nadie te apabulle.

  4. Siento la decepción, sin querer entrar en polémicas, pienso que el machismo es otra forma de feminismo o viceversa. Me gustaría poder darte una píldora “antiresasa” para estas ocasiones o un abrazo. Lo primero lo tengo complicado porque prácticamente acabé con todas las existencias, pero lo segundo ya sabes que cuando quieras.

    La parte masculina de mi ser, te da las gracias por la parte que le toca 😉

    Besos y abrazos a discreción…

  5. ¿Qué puedo decir?, que me han encantado las pinturas y me han encantao sus palabras. Si el machismo es malo, ¿por qué hay quien ha hecho bandera del feminismo, que es igual pero cambiando el género?
    En fin, le recomiendo que se mire esto. Creo que le arrancará una sonrisa.

    De parte de uno que ni es machista ni feminista, es un hombre con sus defectos y con lo que los ingleses llaman background producto del año en que nací, la familia en la que me crié y la sociedad en la que vivo.

  6. Soy feminista. Lo digo muy orgullosa. El problema es que este término muchas veces se confunde. Como bien dices, ser feminista es creer en la igualdad de oportunidades para todas las personas, no queremos ser más ni mejores que ellos. Además, ser feminista no implica ser mujer -de hecho hay miles de millones hombres feministas- y lo único que queremos es construir un mundo más justo para todos y todas. Entre todas las personas. Valorar las diferencias personales, las que nos hacen seres únicos, las que nos hacen personas distintas. Iguales en derechos y en oportunidades.

    ¿Radicalismos? Bueno, siempre los hay en todas las partes, pero no creo que sea la mayoría. Las feministas no queremos cargarnos a nadie, todo lo contrario. Tal vez llamar “feminismo” a esta lucha por la igualadad de oportunidades haya creado algo de confusión. Este término se asocia de forma incorrecta con el “machismo” pero trasladánola al caso contrario, cosa incorrecta porque hablaríamos de “hembrismo” (macho-hembra; masculino-femenino).

    ¿Decepciones? Sí… demasiadas. La vida está cargada de ellas… pero son una razón más para seguir caminando y luchando.

    Me encantó tu entrada. Un abrazo.

  7. Pero qué buena genteeeeeeeeeeee pasa por aquí!! Gracias a todos por dedicar un tiempo a leer mis “rabias”. Como ya he dicho, cuando he escrito esto pensaba en un par de mujeres, incluso 3 en concreto, que me decepcionaron, y me juzgaron injustamente. Habrá de todo, como en botica.
    Yo normalmente vivo y dejo vivir. No me gusta juzgar…bastante tenemos con sobrevivir y al menos sonreir . Quizá sea por eso que de vez en cuando me tocan las pelotas!
    Tampoco me gusta colgarme carteles con calificativos, creo que deberíamos utilizar la inteligencia para aplicar en nuestras vidas términos como solidaridad, igualdad, bondad, etc…incluso si de verdad la usáramos no habría que escribirlas en banderas para rogarlas, porque en el mundo no existirían esas desigualdades.
    En ese sentido soy pesimista…
    Y como dice Piltrafilla, todos somos ” background “, nos guste o no.
    Jaaan, me alegra mucho ver que sigues correteando por aquí!! Vamos a tener que esperar a que vuelva Enkil para quedaaar??? Recojo tu abrazo mientras, y otro para ti!
    Coaticaina, estoy de acuerdo contigo en lo que debería ser el “feminismo” , pero quizá no hacía falta ponerle nombre, sólo sería una cuestión, como dije al principio, de sentido común. Si le ponemos un nombre, unimos a la gente en un mismo grupo para una supuesta lucha de la que al final nacen los radicalismos y la jodimos!
    Abrazoooooooooooos a todos!! Ya estoy mucho mejooor!!
    ESto es terapiaaaaaaaaaaa!

  8. ¡¡¡Olé, olé y olé!!! por cosas como estas es por lo que te quiero tanto. Ya tenía ganas de que una MUJER dijera algo que muchos hombres pensamos. Yo no me considero feminista ni machista, no creo en esas etiquetas sobre todo porque al final los extremos acaban tocándose, solo considero que las mujeres y los hombres son iguales con sus características diferenciadoras. Un besazo muy fuerte y, por favor, no cambies nunca. Te queremos así.

  9. Enhorabuena por ventilar un poco tus emociones. Buena, bonita y barata (la entrada). Como homínido macho nunca he podido ser feminista, pese a luchar por la igualdad de derechos desde que recuerdo. Hasta fuí expulsado una vez de un centro de planificación porque aquello no era lugar para hombres.

    En fin, trato de comprender y respetar los radicalismos que tratan de compensar estados de desigualdad, pero estoy convencido de que detras de los -ismos se esconden muchas personas que han pervertido una hermosa idea, ya sea el cristianismo, el socialismo, el feminismo, …; sintiendose en posesión de la verdad absoluta y dispuestas a purgar a quienes no comulguen con ella.

    Nuestra conciencia es sabía, pero la escuchamos poco; preferimos el ruido de la mente y sus discursitos. Aquello que nos une a los demás seres es bueno (bonito y barato) y lo que nos distancia malo (feo y caro). ¿O no?.

    Un abrazo, compi.

  10. Compartir esos sentimientos es una buena terapia, libera. Me alegro de que estés mejor “hermana”.
    Estoy contigo en todo lo que dices, muxus.

  11. Cuan poco tiempo he tenido para pasarme por aquí, y ahora, después de tiempo vengo y me encuentro con texto cargado de magia llena de crítica con textos e imágenes que me conmocionan. Realmente eres una gran artista que sabe transmitir sus sentimientos de manera que encojan corazones…y cerebros jeje.
    Pienso que los extremos están más cerca del precipicio. Me alegro que en este caso no los apoyes.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s