when the day bReakS. cuando Se Rompe el día


Vodpod videos no longer available.
 

Existen conexiones que nos unen con seres que nunca hemos tenido en cuenta.

Pero si uno de ellos desaparece, algo de nosotros desaparece también. Hasta que seas tú mismo el que lo haga.

Mientras tanto…desayunemos cada día, con la evidencia de que la elección de un movimiento determinado,  puede cambiar el rumbo de nuestras vidas para siempre. “El tiempo se bifurca perpetuamente hacia innumerables futuros. En uno de ellos soy su enemigo. “– Borges.

Wendy Tilby & Amanda Forbis
Canada
1999

Premios:

* Oscar mejor corto animado 1999 USA

* Palma de Oro Cannes FRANCIA, mejor corto

* Annecy International Animated Film Festival en Francia, que recogió dos premios: el Premio Mejor película animada y el Fipresci Gran premio del Jurado (Crítica Internacional de Cine)

* The New York Festivals , gran premio (films entre 6 y13 minutos)

* Festival internacional de animación, Australia, gran premio del jurado.

* Internationall Children’s Film Festival – GOLDFISH RUSIA, gran premio del jurado.2000

* Festival international d’animation Hiroshima – Japon gran premio del jurado.

* Festival international animación, Ottawa – Canada, Gran premio del jurado 2000

* Festival international animación CINANIMA, PORTUGAL, gran premio del jurado.2000

eL amoR a Los LibRos.


Existe un amor físico a los libros muy diferente al amor intelectual por la lectura. Por lo general, el gran lector no ama los libros, así como el don Juan no ama a las mujeres. El gran lector coge los libros conforme caen en sus manos, los usa y los olvida. El amante de los libros, en cambio, los ama en sí mismos como cuerpos independientes y vivos, como conjunto de páginas impresas que es necesario no solamente leer, sino palpar, alinear en un estante, incorporar al patrimonio material con el mismo derecho que al bagaje del espíritu. El amante de los libros no aspira solamente a la lectura sino a la propiedad. Y esta propiedad necesita observar todas las solemnidades, cumplir todos los ritos que la hagan incontestable.

cantoslibro

El amor a los libros se patentiza en el momento mismo de su adquisición. El verdadero amante de los libros no tolera que el expendedor se los envuelva. Necesita llevarlos desnudos en sus manos, irlos hojeando por el camino. Meter los pies en un charco de agua, sufrir todos los trastornos de un primer encantamiento. Llegando a su casa, lo primero que hará será grabar en la página inicial su nombre y la fecha del suceso. Porque para él toda adquisición es una peripecia que luego será necesario conmemorar. Con el tiempo dirá: “Hace tantos años y tantos días que compré este libro”, como se dice: “Hace tanto tiempo que conocí a esta mujer”.

(…)

Un libro, para ser amado, necesita poseer otras y más delicadas cualidades. Necesita, en realidad, un mínimo de decoro, de gusto, de misterio, de proporción; en suma, aquellas cualidades que podemos exigir, discretamente, en una mujer. Por esta razón es que entre las mujeres y los libros existen tantas secretas correspondencias. Hay libros que terminan sus vidas solitarios, que jamás encuentran un lector. Hay lectores que jamás encuentran su libro.

Suplemento El Dominical del diario El Comercio. Lima, 14 de julio de 1957, p.3.
Texto publicado en: Luis Fuentes Rojas, El archivo personal de Julio Ramón Ribeyro.

Vía: Libreros independientes