DesoLación de voLveR. a la Úbeda de MuñoZ MoLina

La primera vez que vi lo que habían hecho con esa plaza que era el corazón de mi ciudad se me puso en la garganta un nudo de congoja. Ahora vuelvo y la miro y la costumbre no mitiga el escándalo. Con la lógica peculiar de la renovación urbana, se ha considerado que en una ciudad donde hay varios meses de calores saharianos su plaza central no necesita árboles, salvo un par de naranjos escuálidos que difícilmente pueden prosperar en los inviernos mesetarios. A mediodía, desde mi esquina a la sombra, alzando los ojos del periódico, veo a la gente que se atreve a cruzar la plaza arriesgándose a un síncope, buscando a toda prisa el alivio de los soportales. Aparte de sus ventajas estéticas, el aparcamiento tiene la virtud práctica de atraer más tráfico hacia el centro de la ciudad, atascando las calles estrechas que llevan a él, algunas de las cuales están además levantadas gracias a la misma catástrofe de obras en gran medida innecesarias que azota al país entero. Algunos de los coches que hacen cola para entrar en el aparcamiento llevan las ventanillas abiertas y emiten a volumen sísmico una música de discoteca al parecer muy del agrado de los policías municipales que pastorean el tráfico.

En las noches calurosas, con los balcones abiertos, la música de los coches, los rugidos de las motos y la algarabía alcohólica del botellón animan las plazuelas y los callejones de mi barrio de San Lorenzo, que de otro modo estarían sumidas en un anticuado silencio. Iglesias y palacios se van hundiendo literalmente en el abandono mientras se tiran ríos de dinero cambiando sin ninguna necesidad antiguos pavimentos enlosados o empedrados por groseros baldosones de terrazo. Vuelvo a la hermosa plaza de Santa María y no puedo cruzar su limpia perspectiva porque está entera convertida en una zanja. Un amigo que vive en la ciudad me cuenta que los trabajadores, como no disponen de instalaciones con aseos, usan como urinario la fachada de la iglesia del Salvador.

En el curso de una generación se ha destruido para siempre lo que tardó siglos en hacerse. Lo que se está robando a quienes vengan detrás no es una memoria sentimental y un paisaje urbano que fue único, sino también una forma de disfrute de la vida y de prosperidad. Donde hubo perspectivas de huertas y de casas blancas que llamaban desde los caminos lejanos ahora hay bloques horrendos que se amontonan los unos sobre los otros para mayor beneficio de los constructores. Viajando por Europa uno descubre con envidia cómo en pueblos pequeños y en ciudades provinciales el cuidado en la preservación de lo más valioso del legado del tiempo es perfectamente compatible con el progreso tecnológico y tiene la ventaja práctica de hacer la vida más gustosa y crear una duradera riqueza: en España se empieza por arrasarlo todo. Cuanto más se alimentaban los orgullos locales y las lealtades vernáculas a lo largo de los últimos treinta años más impunemente se han destruido los paisajes. El orgullo local separado de la conciencia cívica es paletería, igual que el patriotismo sin ciudadanía es fanatismo. Se inventan pasados y se alimentan nostalgias rústicas al mismo tiempo que se impone la ignorancia y se borran las huellas del pasado verdadero, el que habría sido tan fértil para mejorar el porvenir.

Puedes leer el artículo completo en…

Desolación de volver

ANTONIO MUÑOZ MOLINA. BaBeLia

4 Comments

  1. Gran artículo, Muñoz Molina siempre convierte mis pensamientos en gran literatura. Y yo lo puse también……¡je!

  2. Es facil sentirse identificado con este texto…y no porque yo sea de jaen y ubeda me quede cerca……sino porque todos recordamos alguna zona querida de nuestro entorno…que la modernidad se ha encargado de destruir….

    sin ir mas lejos…als obras del famoso tranvia de mi ciudad…han asolado una avenida de arboles centenarios y medianas de frondosa vegetacion…

    lloré de impotencia mientras arrancaban uno a uno los arboles que a ambos lados de la avenida…formaban un puente perfecto de sombra..por donde circulabas durante bastatne s metros con el coche (o paseabas por los lateralesen los que habia zonas verdes, y bancos, etc)…sin que te diera el sol…
    ahora todo quedovacio….y una zanja enorme presagia lo que sera una avenida moderna con un travia….
    que si…muy ecologico…hara mas fluido el trafico, etc….pero los arboles..la avenida se la han cargado….

    en fin….me pongo triste….

    un abrazo niña…antonio muñoz molina…mi paisano…es una de mis asignaturas pendientes…espero poder elerlo antes de que acabe el año….

  3. No puedo decir que he leido,ni tan siquiera hojeado alguno de tus libros,pero para quienes hemos nacido bajo los cielos, de esa nuestra muy querida ciudad, es un elogio y un orgullo tus palabras. Llenas de esa verdad que replandece, sin la pátina de los interese, que siempre rigen el quehacer de los politicos. Sencillas palabras pero cargadas del sentimiento de todos nosotros, tus paisanos. NUNCA PUDO COMPRENDER, LA VOTADA ESTUPIDEZ, QUE EL POETA DE LO ETERNO, EL DE LOS VERSOS DE LUZ, DEJO SU NOMBRE PARA TU HISTORIA, Y EL ETERNO REPLANDOR, DE SU GANADA GLORIA. UBEDA TU CORAZON, HERIDO ESTA DE DASAMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s