memoria de madrid y hermanos marx


un dia antes de la guerra

Auguro un buen día para mí. Me levanto tranquilita y me encuentro en casa con cinco adolescentes a las que dimos cobijo anoche, por deseo expreso de mi hija, también en la edad del pavo. Todo son risas, alboroto, energía, cacareos, planes…me encanta la vitalidad que tienen, y un poquito me han contagiado.

Más tarde, ya con esa alegría que me han inyectado, he ido con mi amiga Mª José a comprar entradas para el teatro de este tarde. Afortunadamente ya empezó la temporada cultural, es lo bueno que tiene el invierno, entre otras cosas, claro. Vamos a ver “la verdadera historia de los hermanos Marx”, quizá mañana os cuente algo.

También nos hemos encontrado con una exposición de fotografías antiguas preciosas, que pertenecen a una muestra itinerante del “Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid”, donde podéis verlas tranquilamente en una página muy bien organizada. Algunas me las he llevado puestas y os invito a verlas aquí.

Para terminar el agradable paseo, sobre todo por la buena compañía, nos ha atraído como un imán, la tienda de prensa, y allí nos hemos “emborrachado” de olor a papel impreso y de imágenes a todo color, envueltas en plástico; además de vernos rodeadas de ofertas amenazantes sobre colecciones varias, pero nos hemos resistido a su seducción comprando un periódico con el que regalan un libro de Mafalda y la película La Joven de la Perla.

Felices con nuestros papeles, cada una a su cocina, para más tarde vernos en las butacas del teatro.