biRd Big de WaLter kRudop



WaLter kRudop

Tras sacudirme el sopor en el que me ha dejado inmersa una estúpida e involuntaria siesta de domingo preludio de lunes, vuelvo a ver esta pequeña joyita que a la vez que me provoca ternura, me produce cierta melancolía y una ñoñería sentimental y evocadora que me viene a recordar a algunos de mis amigos, especialmente a Javi, los que le conocéis sabéis porqué. Decido entonces dedicarle este post no sin antes pasarme por su espacio, y entonces entiendo que entre los amigos existe una conexión vital que hasta nosotros mismos desconocemos, portadora de un abrazo en el momento en el que más lo necesitamos. Sin yo saberlo él acababa de lanzarme uno.
Gracias “alcaudoncillo”, gracias Toñi, para vosotros este mensaje de fidelidad.

Father and Daughter. Vínculo inquebrantable.


fatherand1

No hacen falta palabras…

Permitir que se lo regale a mi amigo Ragtime, porque sé que le gustaría que los días que comparte con Ana tuviesen al menos 48 horas.

Director e ilustrador holandés Michaël Dudok De Wit.
Imágenes dibujadas en tinta y acuarela, posteriormente digitalizadas.
Ganador del oscar 2000 al mejor corto de animación entre otros premios.

La Maison en Petits Cubes


 

cubedif

La mansion de Petit Cubes es el corto animado, merecido ganador en mi opinión, de la estatuilla dorada 2009. Aunque elaborado digitalmente, su autor utiliza el formato 2D para hacerlo parecer un dibujo tradicional de esos que parece se van extinguiendo y que tanta ternura nos transmiten. Será porque nos transportan a nuestra infancia.

La trama que encierra Petit Cubes, nos muestra una metáfora visual sobre los desastres naturales provocados por el calentamiento global y de cómo el hombre se aferra a la vida y a sus raíces elevándose cada vez más, construyendo una y otra vez más alta su morada y llevándose consigo todas sus pertenencias emocionales y todo aquello a lo que se aferra.

 

cubedif3

La casualidad hace que tenga que volver a sus antiguas vivencias y a modo de magníficas instantáneas hace un repaso por su vida, pero con una mirada feliz, repasando en su memoria las escenas que formaron lo que es ahora su existencia. Sin dramatismos. Así lo veo yo. Se mantiene en pie y sigue adelante ante las adversidades que le proporciona la vida y se queda con las pequeñas cosas de las que es aún capaz de disfrutar.
Su título “la casa de los cubos” me sugiere que la vida es un juego compuesto de distintas piezas, cada una de ellas rellenas de acontecimientos, de momentos con fecha de caducidad. Cuando esto ocurre cambiamos al siguiente cubo, eso sí, dejando vacío el anterior y llevándonos al nuevo los avatares que nos sirvan para el juego que acabamos de empezar.
No dejéis de verlo, para mí de lo mejorcito de los que he ido dejando por aquí…


Autor: KUNIO KATO

 

Madame Tutli-Putli


photo3

“Recurriendo al tradicional stop motion, pero cuidando al máximo hasta el mínimo detalle, Lavis y Szczerbowski casan felizmente el fantástico existencial y el suspense terrorífico a partir de una imagen icónica frágil y enigmática (Madame Tutli-Putli) y una estampa supuestamente cotidiana pero alegórica (un viaje en tren a través de yermos paisajes en el que los pasajeros parecen cargar con su pasado bajo la apariencia de sus equipajes -de las numerosas maletas que acompañan a nuestra protagonista a las escasas pertenencias de un niño-).

photo2

Una travesía silenciosa entre extraños que ofrece miradas cansadas y apesadumbradas, gestos obscenos y desafortunados o una tensa quietud que revela los miedos instintivos y primarios que atormentan a esta mujer y que estallarán como pesadilla inquietante y claustrofóbica en una segunda mitad oscura y abiertamente enclavada en el relato fantaterrorífico donde manda la interpretación libre, pero argumentándose desde resortes psicológicos y existencialistas.

photo6

Técnicamente irreprochable y ejecutado minuciosamente, “Madame Putli-Tutli” ejerce su magnetismo y su embrujo combinando con genialidad y madurez la indiscutible belleza de su factura, la poética de su imaginería, y la excitación que produce su embriagador desarrollo, que sin caer en el hermetismo, procura al espectador una intriga de esotérica resolución”.

Texto: David López de SeptimoVicio.com

photo1

Madame Tutli-Putli